Toño Hernández: “no se me caen los anillos por entrenar donde sea”
viernes, 29 de junio de 2018

ImageToño Hernández anunciaba hace unas semanas que no seguiría como entrenador del Florida para la próxima temporada. Formó hace tres temporadas el Florida de categoría regional, y logró dos ascenso consecutivos desde Segunda interinsular a Preferente. En la recién terminada 2017-2018 lograba un meritorio octavo puesto y la permanencia en la categoría, dejando el listón muy alto.

¿Cómo se produce tu desvinculación con el Florida?
Se produce porque después de tres años con un proyecto que inicié con mi equipo técnico, creando un equipo en Segunda Regional, donde hubo que buscar jugadores y donde intentamos formar un conjunto con gente de la casa y del barrio. Al final se consiguió montarlo, con la única idea de darle salida a todos aquellos chicos que pertenecían a la base del Florida y, que por no haber un equipo en categoría regional, se habían marchado. Es por lo que se trabajó en esto, para que todos estos chicos volvieran al equipo de su barrio y era esa la idea inicial. Al subir el equipo a Primera, nos planteamos darle continuidad al proyecto y como no, fue muy grato para todos el ascenso hasta la categoría Preferente. Una vez en Preferente y con un tercio de la plantilla que había logrado los ascensos, sin apenas refuerzos y con un equipo formado por jugadores que no tenían experiencia en esta categoría, logramos dejar el equipo una temporada más en la categoría. Una vez logrado esto, mi equipo y yo consideramos que nuestro ciclo aquí había terminado, ya que hacerlo mejor sería muy difícil. Por esto fue por lo que decidí terminar aquí un bonito ciclo de mi vida como entrenador.

Cuándo llegaste, ¿tenías previsto todo lo que te ha ocurrido en el Florida?
En un principio no. Era impensable llegar a pensar que ocurriera todo esto, ya que el equipo en sus inicios estaba hecho para ver lo que podíamos hacer en la Segunda Categoría. Todo ha sido una agradable sorpresa. Sobre todo el año de Primera, nos dimos cuenta en el primer tercio de la liga, que lo estábamos haciendo muy bien y que podríamos meternos entre los cinco primeros para jugar liguilla e intentar subir. Con el paso de los partidos sí que nos fuimos creyendo que iba a poder suceder, aún sabiendo que sería difícil. Luego el ascenso fue un gran premio ganado durante todo el año, donde dimos muy buena imagen y competimos con todos los mejores. Una vez en Preferente fue muy competido. Nuestro objetivo era la salvación aunque fuera en la última jornada, o por lo menos intentarlo. Y claro está, al final quedar octavo clasificado, con un equipo formado por jugadores sin ninguna experiencia en la Categoría, lo considero un éxito.

Dicho esto, ¿el Florida hizo importante a Antonio Hernández o fue al revés?
Para mí fue algo mutuo. Yo entrené al Orotava durante varios años y ya tenía una cierta trayectoria, pero sí es verdad que había dejado dos años en blanco (sin entrenar) y el hecho de que el Florida me diera la oportunidad de volver a un equipo regional y luego lograr dos ascensos y la permanencia en la Preferente, hace lógico que me siente ahora mejor entrenador que antes. El Florida por el hecho de no tener en aquel entonces equipo regional y ahora tener uno en la categoría Preferente, al final ha supuesto un beneficio para las dos partes.

¿Te ha dado pena, no seguir en el Florida?
Pues sí, mucha. Ha sido una despedida triste ya que vivimos tres exitosas temporadas, donde han pasado cosas personales muy bonitas e intensas, y sobre todo por los compañeros y amigos que hemos dejado allí, y una estupenda plantilla. Siento nostalgia ya, por no poder compartir esos momentos deportivos y los momentos personales con los compañeros, directiva y afición.

Los jugadores, ¿cómo se lo han tomado?
Yo me despedí faltando dos jornadas para acabar la liga. Quise hacerlo así porque quería saborear los últimos momentos con el Club y hacerlo con tiempo, para que la directiva pudiera buscar un recambio. Algunos de los jugadores les dio pena que me marchara, otros me llamaron para intentar que no me fuera, detalle por lo que estoy muy agradecido, pero les dije que no iba a dar marcha atrás y respetaron mi decisión. Me siento satisfecho, ya que muchos me han valorado y han agradecido el trabajo que hice con ellos. Que un jugador te diga estas cosas, significa mucho para mí y para cualquier entrenado. Por ese motivo es por lo orgulloso que me encuentro ahora mismo con el trabajo realizado. También sé que habrán jugadores, que jugaban menos y entiendo que se lo habrán tomado bien, ya que como en cualquier equipo, los que juegan están contentos y hay que entender que sea lógico que los que no juegan tanto, les venga bien un cambio. Pero ya te digo, en lo personal me he sentido respetado por todos y me llevo un gran recuerdo y grandes amigos.

¿Qué fue mas complicado para ti, los dos ascensos o mantener al equipo en la Categoría Preferente?
Esta temporada en Preferente sentí mucha más presión, ya que realmente teníamos un equipo con poco o ninguna experiencia en esta categoría. Los ascensos como he dicho, no eran un objetivo planteado desde un principio, luego se fueron dando y se miraba desde un punto de vista motivador y positivo. En cambio, en la Preferente, a pesar de no tener problemas serios en cuanto a la clasificación, sí es cierto que estábamos siempre luchando por no desfallecer y no meternos en los puestos de abajo. Para mí, este último año y a pesar de la buena clasificación lograda al final, fue un año difícil, pero creo que es el más meritorio, ya que la Preferente es una categoría muy superior a la Primera y la Segunda.

Hablando de la Preferente, ¿qué impresión te causó?
Observé una competición de principio a fin muy disputada, donde el Atlético Tacoronte sin lugar a dudas fue el mejor, siendo un equipo formado por jugadores que no tenían esos nombres de futbolistas quizás de más nivel. Realizó una gran temporada donde sólo ha perdido un partido, lo que sin lugar a ha duda tiene un mérito muy grande. También hubo otros equipos que junto con el At. Tacoronte lo hicieron muy bien y que pienso que en Tercera también hubieran hecho un buen papel, como es el caso del Icodense, At. Victoria, San Lorenzo, Puerto Cruz y Cruz Santa. Estos dos últimos conjuntos sin tener tantos recursos, hicieron también una gran campaña. De ahí para abajo estaba la liga de los más humildes, donde estábamos nosotros, que siendo de los más humildes estuvimos a un buen nivel. Uno que me ha decepcionado por su clasificación es el Orotava, debido a su rendimiento respecto a su plantilla. Luego me gustó mucho el Marino B por el buen juego que realizaba.

¿Tienes propuestas para entrenar la próxima temporada?
En principio no ha salido nada, otros años sí he tenido algunas cosas, pero casualidades de la vida que ahora quedo libre y no ha salido nada aún. Sí es cierto que tuve algún que otro contacto, alguna conversación con un determinado Club, pero no se pudo dar. He tenido concretamente dos propuestas. En una no fui el elegido y en la otra fue yo quien dijo no, ya que las condiciones no eran las que yo quería en el aspecto deportivo, no en lo económico.

¿Qué tipo de equipo te gustaría entrenar?
Siempre me ha tocado entrenar equipos jóvenes y con proyectos que se inician y la verdad que me ha ido realmente bien en los equipos que he estado. En principio no estamos para pedir mucho, estamos para escuchar el proyecto que te propongan y luego mirar si puedo adaptarme a las circunstancias que se puedan dar. Eso sí, cuantos más recursos tenga el proyecto, me refiero a los económicos, humanos y plantel de futbolistas, pues mejor. Aunque el entrenador lo que quiere principalmente es estar en activo y entrenar y en mi caso espero que a lo largo de la temporada pueda salir algo que me guste y disfrute con ello.

¿La categoría del equipo que se pueda interesar por ti sería fundamental, o te da igual?
Cuando yo dejé al Orotava estuve siete temporadas consecutivas entrenando en la Preferente. Luego estuve dos años sin entrenar y al volver, empecé entrenando a un alevín del Florida. Al año siguiente me propusieron iniciar un equipo regional, que como dije antes no existía. Lo que quiero decir es que soy entrenador y lo que realmente me interesa es entrenar, eso sí, en un proyecto que sea serio, donde se tengan las cosas claras y con mucha profesionalidad y por supuesto, intentar estar lo más arriba posible. Pero no se me caen los anillos por ir a cualquier categoría.

Toño se despedía agradeciendo a ElDeportivo.es, el trabajo que hace por los clubes y entrenadores, sobre todo en los últimos años, que ha sido muy importante para el fútbol regional. También quiso agradecer al Florida esa oportunidad que le dio y donde se volvió a sentir entrenador y creer en él cuando les dijo que todo era posible en cuanto a los objetivos que se planteaban, que luego fueron superiores a los planteados. Finalmente da las gracias a la directiva, a los futbolistas, y a la afición.