Izada la bandera azul en el RCNT

En la mañana de este martes fue izada la bandera azul en el muelle del Real Club Náutico de Tenerife (RCNT), en un acto que contó con la presencia del presidente de la entidad, Enrique Martínez, que estuvo acompañado por el alcalde de la capital, José Manuel Bermúdez; el director de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, Luis Santana; y el consejero con Delegación Especial en Tecnologías de la Información y Comunicación y Sociedad de la Información del Cabildo de Tenerife, Félix Fariña.

El pasado mayo la sociedad chicharrera tenía noticia de que el jurado internacional del programa medioambiental Bandera Azul, en su edición 2018, le otorgaba, en la modalidad de puertos deportivos y por quinto año consecutivo, la distinción que acredita las garantías de calidad sanitaria y ambiental de sus instalaciones, así como su constante labor de concienciación medioambiental, mantenimiento, cuidado del entorno, accesibilidad, esmerada oferta de servicios y un nivel de calidad del agua modélico.

En Canarias, la iniciativa Bandera Azul se gestiona en colaboración con la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Salud Pública del Servicio Canario de la Salud.

El puerto deportivo de la institución es uno de los dos premiados en la isla de Tenerife y uno de las tres de Canarias. Se da la circunstancia de que el Náutico tiene la única bandera azul de la capital de la isla.

La entidad de la Avenida de Anaga ha continuado a lo largo de los últimos años esforzándose por mantener sus instalaciones a un altísimo nivel. En puertos deportivos los criterios para obtener la bandera azul se agrupan en cuatro áreas: calidad de las aguas de baño, información y educación ambiental, gestión ambiental y seguridad, así como servicios e instalaciones.

Significar una vez más que la bandera azul es un galardón anual y un sistema de certificación de la calidad ambiental desarrollado por la Foundation for Environmental Education (FEE) desde 1987, que promueve y premia la participación en iniciativas ambientales voluntarias de las autoridades municipales y de toda la población.