Jonás Díaz: “Me voy contento. He conseguido el objetivo marcado”

Jonás Díaz, ex entrenador del Marino B, llegaba al Marino desde la corta edad de cuatro años. Fue entonces cuando empezó sus primeros pasos en el fútbol y así, etapa tras etapa, hasta juveniles, donde las lesiones, a los diecinueve años, le obligaron a dejar el fútbol como jugador, comenzando entonces su etapa como entrenador, labor que lleva ejerciendo durante catorce años.

Jonás no siempre ha estado vinculado al Marino, ya que estuvo tres años fuera de la institución marinista. En ese periodo de tiempo estuvo dos campañas en el Armeñime regional y una en el Juvenil B del San Lorenzo. Jonás se hizo cargo del Marino B hace tres años, consiguiendo llevar al equipo hasta el objetivo marcado del ascenso a la Interinsular Preferente y una vez conseguido esto, lograr la permanencia.

Después de estos últimos años en el Marino "B", ¿a que se debe que no continúes al frente de éste?
Bueno, son diferentes las causas que han hecho que tome esta decisión y al final he valorado un poco todo, sobre todo si compensaba o no continuar un año más. Al final consideré que mi ciclo en el Marino B había terminado, por lo que he dado un paso a un lado para que los chicos sigan progresando y que adquieran conocimiento de otros entrenadores. Otro motivo fue el hecho, de que hace tres años, cuando me hice cargo del equipo, me propuse el objetivo de subirlo a la Preferente y mantenerlo, lo que se ha cumplido. Una vez logrado este hecho, esta etapa en el Marino al frente del regional B ha terminado. Otro factor ha sido el desgaste diario físico y mental que me ha influido en tomar esta decisión, ya que he llevado casi todo el peso del equipo, con muchas cosas detrás de mí. Al final he puesto en una balanza lo bueno y lo malo y ha pesado más lo malo acumulado. Esto que he dicho no quiere decir que haya salido mal del club marinista, ya que yo sigo vinculado y con muy buena relación con la gente de la institución. No olvido que he pasado tres años maravillosos y me voy muy contento de haber dejado al equipo en la Categoría Interinsular Preferente, dando una muy buena imagen durante toda la liga, que era algo que todos pretendíamos y se ha conseguido.

¿Has sentido que se ha valorado tu trabajo en el Marino?
Es en realidad una pregunta difícil de contestar, debido que tengo dos puntos de vista. Por parte del presidente, sí que me he sentido valorado, ya que me ha puesto en un lugar muy alto dentro del Club demostrándome una gran estima, reciproca por mi parte hacia él, lo que nos ha hecho tener una muy buena relación. Pero también es cierto, que personas que están o rodean al presidente, anteponen sus intereses personales a los del Club y por ese lado se ha hecho la situación algo difícil. Entiendo que esto son cosas del fútbol y sé de sobra seque en su tierra nadie es profeta y cuesta mucho más a la gente de la casa que se le valore. Dicho esto, yo por parte del presidente y de la afición estoy muy contento, ya que me he sentido valorado y querido y al final, sobre todo, me he sentido apoyado por los jugadores, que han estado a muerte conmigo, dándolo todo. Al final lo importante es tener contigo a los chicos y lo otro como he dicho, son cosas que pasan, que hay que saber llevar, porque a unos les gusta y a otros todo lo contrario. Es por eso por lo que me voy sin guardar rencor a nadie. Me quedo pues con mi trabajo, con el apoyo del presidente, con el apoyo de la afición y con todo lo aportado por los jugadores, por lo tanto me voy muy contento.

¿Qué te han comentado los jugadores ante el hecho de que no continúes?
A la mayoría de los jugadores no le ha sorprendido, ya que me conocen bien y sabían en la situación que me encontraba, sobre todo con ese desgaste que he comentado. Aun así, daba lo mejor de mí. En los momentos de tranquilidad, ellos notaban mi situación y, por lo tanto, percibían que podría ser la última temporada mía al frente del equipo. A la vista está que aparte de acabar el ciclo para mí, también acabó para muchos de ellos, ya que más de la mitad de la plantilla que comenzó hace tres años, pues ya no quedan sino dos o tres jugadores, por lo que pienso que la finalización de ciclo fue algo mutuo y que, tantos ellos como yo, pensamos que hasta aquí se había llegado. Lo mejor es que esta situación se ha tomado con mucha naturalidad. Por mi parte, la relación con la mayoría de los jugadores sigue siendo excelente y es un hecho que todos conocíamos. Sabemos que la vida son ciclos y, tanto a ellos como a mí, tras conseguir los objetivos marcados nos quedaba salir y probar fuera del club de toda la vida. En resumen, ellos han entendido perfectamente mi toma de decisión, me han apoyado a la hora de tomarla, lo que me ha hecho todo mucho más fácil.

¿Te consideras entrenador de club, de proyectos, o crees que puedes aceptar cualquier objetivo que te planteen?
Yo me veo capacitado para cualquier objetivo que tenga que afrontar como entrenador. Yo me llevo por sensaciones. Si te van a dejar o no trabajar. Si me van a apoyar. Intento estar donde me sienta a gusto y que crean en mí como yo considero. A partir de ahí, afrontaré cualquier reto u objetivo en la categoría que sea. Soy un hombre joven y tengo bien claro que cualquier propuesta que sea interesante, de cualquier categoría y que me guste, la valoraré y tomaré la decisión que sea. No se me van a caer los anillos. Me considero capacitado para cualquier cosa que me propongan y a mí me agrade, sin ningún problema. Tengo bien claro que lo más importante en un entrenador es creer en uno mismo. A partir de ahí se podrá afrontar cualquier circunstancia o reto.

Los ascensos conseguidos con el Marino B, ¿fueron menos complicados de conseguir que la permanencia en la Categoría Preferente?
Si te soy sincero, todas las temporadas han sido bastantes difíciles y duras, pero sí es cierto que esta temporada el cambio de categoría se ha notado bastante. Ya en Preferente los equipos están mucho mejor estructurados y organizados y todo esto hace que la categoría sea muy competitiva y complicada. Cuando conseguimos el ascenso la temporada anterior, te puedo decir que fue bastante difícil, ya que nos tuvimos que enfrentar a muy buenos equipos. Sí que es verdad que el nivel de la Preferente es mucho más alto y nosotros esta temporada hemos notado un gran cambio. Al final he comprobado que es cierto lo que muchos dicen, que la Preferente es una Tercera camuflada. Eso lo hemos experimentado, ya que es una categoría donde cualquier equipo te puede ganar y que ningún partido es fácil. Esta temporada en Preferente ha sido muy dura, por lo que te he comentado, pero al final he terminado super contento, ya que todo ha salido muy bien. He aprendido mucho, sobre todo midiéndome a buenos entrenadores y con mucha experiencia. Eso me ha hecho crecer como entrenador y persona. La evolución de los chicos ha sido manifiesta y también se han hecho mejores futbolistas. Yo valoro muy positivamente la actuación en Preferente de todos y he terminado encantado de haber competido con mi equipo en una categoría importante y difícil como es ésta. Tengo que decir que la permanencia ha sido más difícil que el ascenso.

¿Qué harás a partir de ahora?
Pues ahora la verdad, me apetece descansar, desconectar un poco, disfrutar más de la familia y no tener esa responsabilidad ahora mismo del día a día. Como ya he dicho, acabé bastante saturado y es por eso por lo que necesito un tiempo de relax. Me ha llegado alguna propuesta pero no me ha ilusionado. Si a mí algo no me ilusiona pues prefiero no estar, ya que cuando yo me meto en ame gusta dar el cien por cien y estar comprometido al máximo. Con las propuestas que me habían llegado sabía que no iba a ser así, por lo que he preferido no precipitarme y descansar.
En el tiempo, poco o mucho que esté parado, me seguiré formando y viendo partidos de todas las categorías, viviendo el fútbol que es lo que me gusta, donde hay jugadores que han estado conmigo y que han fichado en otros equipos del sur. Así que iré a verlos. O sea estaré ligado al fútbol, pero ya de otra manera. Si durante este tiempo me llega algo y me ilusiono, estaré encantado de volver a los terrenos de juego. Si no es así, haré lo que te he comentado.

Tú que ves muchos partidos y de diferentes categorías, ¿has visto en estos últimos años evolucionar el fútbol regional?
Para serte franco, pienso que el fútbol no ha evolucionado. Sí que a lo mejor los métodos de entrenamiento y algo la filosofía han mejorado, pero creo en el fútbol regional de antes, donde se jugaba más por pasión y los jugadores se comprometían más que hoy en día. Es verdad que antes había más dinero, pero aun así, los jugadores eran más serios y existía un mayor compromiso por parte de todos. Eso como te digo es desde mi punto de vista. Yo no me puedo quejar del grupo que he llevado estos últimos años, ya que son chicos que no cobran y no me faltaron nunca a ningún entrenamiento y siempre dispuestos a todo, pero sí que te hablo en líneas generales y creo que todo esto ha hecho que nuestro fútbol se haya estancado. Creo que también el problema es de base, ya que hoy en día muchos entrenadores entrenan a los niños sin tener los conocimientos adecuados, debido que muchos equipos, por el mero hecho de ahorrarse unos euros no ponen a personas mejor preparadas y tituladas. Eso supone que los jugadores cuando van pasando de categoría no evolucionen más correctamente. Otra situación es que los jugadores de hoy no sienten debidamente los colores. No se defienden con el debido amor. A todo esto se suma que hay muchas distracciones y en muchos casos dejan de cumplir, no van a entrenar, etcétera.

¿Quieres añadir algo más?
Por supuesto que sí, quiero agradecer el cariño que me han dado los aficionados, mis amigos que siempre han estado a mi lado. Da igual donde vaya y donde esté, sé que puedo contar con su apoyo incondicional, en especial a Tambo. Quiero también mencionar a mi familia que son el pilar fundamental de mi vida. A Berto, mi delegado, segundo entrenador y mi mano derecha, y por último a una persona muy especial en mi vida, me refiero a mi padre, del cual me siento super orgulloso y a quien le quiero agradecer públicamente todo lo que hace y ha hecho por mí. También por haberme metido el fútbol en las venas y de poder disfrutar junto a él los buenos y los malos ratos y, sobre todo, los momentos maravillosos que este deporte nos ofrece. Yo solo espero que siga a mi lado el máximo tiempo posible, ya que él es y será el mayor privilegio que la vida me puede dar.

Tras estas emotivas palabras deseamos ver a Jonás, después de un merecido descanso, nuevamente en los banquillos.