Mandiá sólo pide a sus futbolistas máximo esfuerzo

El técnico del Tenerife, Juan Carlos Mandiá, tras una semana en la isla tiene como principal objetivo acelerar el proceso de adaptación a una plantilla a la que sólo le pide el máximo esfuerzo y afán ganador para culminar un proyecto que considera "atractivo y pasional".

En declaraciones a Canarias Radio La Autonómica se mostró exigente en asumir este reto y para ello destacó los tres conceptos de "esfuerzo, ambición y espíritu de equipo".

En cuanto al empate ante el Cartagena, que significó el primer punto de la temporada, señaló que "lo normal sería estar hablando de una goleada, toda vez que el resultado es injusto, pues el Tenerife realizó un partido muy completo", aseguró.

Eso sí, Mandiá sufrió el revés de la expulsión en su estreno como técnico blanquiazul.

"No le digo nada al árbitro", matiza al tiempo que añade que por norma general su conducta en la zona técnica es tranquila. De esta forma, "la concentración permite estar concentrado y analizar el partido para la toma de decisiones", que exige rapidez y determinación.

Mandiá no quiso hablar de la palabra de ascenso, toda vez que el con el mal inicio de la Liga se aleja el objetivo.

"La idea es la del partido a partido sin plantear objetivos, lo primordial estriba en ser un equipo solidario, aplicado en defensa y valiente con la pelota a la hora de elaborar y jugar. El esfuerzo marca diferencias y por lo tanto, ojalá los futbolistas no sólo acaben cansados, sino muertos físicamente al final de los partidos", reiteró.

Ahora la intención del cuerpo técnico radica en superar al Barcelona B el próximo domingo.

"Todo lo que no sea pensar en esa misión nos dispersa y nos quita energía", concluyó.

EFE