Ángel Sánchez entrenará al Mensajero

Ya tiene el CD Mensajero al sustituto de José Antonio Robaina, y no es otro que Ángel Sánchez.

  • Ángel es natural de Las Palmas de Gran Canaria, 30-03-77, las tres últimas campañas al frente del banquillo de Las Palmas C. 
Foto de Ángel Sánchez procedente del Facebook del CD Mensajero.

Primera etapa del nuevo entrenador rojinegro fuera de su isla, una vez solucionados sus problemas laborales que semanas atrás le impidieron tomar posesión de su cargo con los palmeros.

Ángel Sánchez, fue jugador de entre otros equipos, la UD Las Palmas en Segunda División, Lanzarote, Vecindario, Universidad de Las Palmas, donde fue el máximo goleador en la historia del club, Ibiza y Hospitalet, todos estos en Segunda B, logrando dos títulos de campeón de sus respectivos grupos. Uno con el Universidad de Las Palmas, y otro con el Hospitalet, en su última presencia en la categoría de bronce del fútbol español, 12-13, donde precisamente el CD Tenerife les impidió el ascenso a Segunda División al eliminar a los catalanes en una eliminatoria a doble partido en el cruce de campeones. 

Una vez acabada su etapa como jugador pasó a los banquillos, debutando en categorías regionales con la UD San Antonio, dos temporadas estuvo como máximo responsable técnico. A partir de ahí dio el salto al segundo filial amarillo, logrando el ascenso a tercera en la primera temporada, jalonada por dos sextos puestos en las siguientes, llegando a ser líder por algunos momentos en la primera de estas dos últimas, convirtiéndose incluso en campeón de invierno.

Ahora le viene el complicado reto de intentar devolver a los mensajeristas a la categoría superior.

  • Para ello ya tiene avanzada la confección del equipo, con varias renovaciones y algunos fichajes, hechos la gran mayoría en las últimas horas. 

Sus argumentos: solidez defensiva y rentabilidad en forma de puntos con los goles conseguidos en la pasada 18-19, donde fueron los menos batidos junto al otro filial, Tenerife B, con veintiocho dianas.

En dieciocho partidos no encajó, con una racha de seiscientos cincuenta y cinco minutos sin ver su portería batida, los que van desde que Giovanni hizo el del filial blanquiazul en el primer partido, hasta que Yeray logró el primero de los dos que anotó en la octava. Rentabilizando bien sus aciertos de cara a puerta, con cuarenta y cinco goles se ubicó en la mitad de toda la categoría, en esa faceta del juego. 

Pedro Pérez Camacho,
ElDeportivo.es