Jorge Pérez “Dejar el Atlético Tacoronte fue una decisión muy dura”

Entrevista a Jorge Pérez, por su marcha del Atlético Tacoronte para fichar con el Atlético Victoria.
Foto de Pedro Pérez Camacho.

Hace unos pocos días Jorge Pérez tomó una decisión que como él dice fue muy dura.

  • El palmero”, como lo conocen en el fútbol, decidió abandonar el club que ha defendido algo más de siete temporadas para probar nuevos retos con el Atlético Victoria.

Jugador de pocos cambios de equipo, donde llega se va asentando y se siente cómodo por lo que le cuesta cambiar de club, dejando huella en los sitios por los que ha pasado.

Jorge siempre ha sido muy apreciado dentro del vestuario por sus compañeros, además en el campo transmite un carácter ganador innato, todo eso le ha permitido ganarse esa estima que tienen por él.

Se formó en la cadena de filiales del CD Mensajero, llegando a debutar con el primer equipo siendo jugador de categoría juvenil.

Luego, tras un breve paso por el juvenil de la UD Las Palmas, por motivos de estudios se tiene que trasladar a Tenerife y es el momento en el que ficha por el Atlético Tacoronte. Ahora tras esa larga etapa le llegó la posibilidad de cambiar de club y empezar una nueva en el Atlético Victoria.


Su origen mensajerista le ha hecho que allá donde vaya todavía siga sintiendo esos colores.

  • “El Mensajero tiene muchas cosas, aparte mi familia es rojinegra y en La Palma el fútbol se vive de otra manera, muy intenso. Todo eso lo he mamado desde pequeño y me han inculcado los valores del equipo del barranco de Los Dolores y eso nunca se puede olvidar”.

Una vez terminada esa etapa en su isla natal, La Palma, las obligaciones estudiantiles lo sitúan en Tenerife y aparece otro equipo que lo ha marcado:

  • “Lo que tiene el Atlético Tacoronte es que es un equipo humilde, con una gran trayectoria para los pocos años que lleva y con un currículum envidiable. Toda la gente que lo engloba trabaja de corazón por el equipo y todos van unidos en grupo buscando lo mejor para que el club siga creciendo. Desde que llegué aquí siempre me trataron con cariño y eso es lo principal para estar a gusto en un sitio”.

De tantos años en el Atlético Tacoronte se queda con;

  • “Lo primero de todo es con la gente y el cariño que me han mostrado, aficionados, directiva, con los compañeros con los que he compartido vestuario, es maravilloso y ese es el motivo por el que haya estado tantos años y lo pasara tan bien”.

Aún así tanto tiempo ha dado para situaciones no tan buenas y otras que no olvidará en su vida.

  • “Momentos malos sin duda es la eliminatoria de ascenso a tercera división con el Panadería Pulido y momentos buenos el ascenso a tercera división conseguido en El Molino la pasada temporada, como primeros clasificados y con récord de puntos, fue una temporada inolvidable”.

Ahora otra nueva etapa comienza.

  • “Fue muy duro tomar la decisión de dejar la que ha sido mi casa durante tanto tiempo. Dejo mucha gente atrás, muchos compañeros y mucha familia. Han sido muchos años y precisamente eso es lo que me encontré en el Atlético Tacoronte fue una familia”.

La decisión de aceptar la oferta del Atlético Victoria:

“La acepto ya que creo que mi etapa aquí había terminado, las cosas tienen un final y mi etapa aquí había terminado por el momento, nunca descarto la posibilidad de volver ya que así me lo han demostrado y considero que esta es mi casa, una decisión dura en la que he mirado mejorar mi calidad de vida”.

La llegada al equipo victoriero surgió de la siguiente manera;

  • “A través de un compañero con el que compartí vestuario se pusieron en contacto conmigo y a partir de ahí tuvimos conversaciones que al final cristalizaron. Conozco a varios de los jugadores con los que voy a compartir vestuario, junto a amigos que me ha ido dejando el fútbol y la vida. Por eso tomé la decisión de ir y fichar allí en busca de tener más minutos”.

Con un objetivo claro marcado, el intentar el ascenso, el Atlético Victoria y su proyecto acabaron por convencerlo;

  • “Una de las cosas por las que acepté ir es por su proyecto ambicioso e intentar lograr el ascenso directo. Es un reto difícil y fuerte, algo que va conmigo, soy una persona muy competitiva, ahora toca luchar, ser uno más y arrimar el hombro para conseguir ese difícil objetivo”.

Fuera del deporte y del fútbol tiene un hobby en el que también se desenvuelve con soltura, la música, formando parte activa en la creación del himno del Atlético Paso, compuesto por su familia y cantado por él.

  • “Con ilusión ni la música ni el fútbol es difícil, lo único es que hay que poner ganas en todo lo que se hace”. Cocluye.

Pedro Pérez Camacho