Tenerife C un filial que ilusiona

El Tenerife C, nuevo líder de la Preferente.
Foto archivo de Pedro Pérez Camacho.

Este pasado fin de semana el CD Tenerife C logró situarse líder por primera vez en esta campaña, quinta ocasión que lo hace en su corta historia, contando las dos etapas en las que ha estado compitiendo en la Regional Preferente.

Los números del segundo filial deslumbran, de las últimas dieciséis jornadas en quince han conseguido el triunfo, además de un empate ante el Atlético Victoria como visitante, o lo que es lo mismo, cuarenta y seis puntos, de cuarenta y ocho posibles. Precisamente la derrota de los victorieros en esta última fecha en la Cruz Santa ha permitido a los blanquiazules asaltar el primer puesto. Antes de perder en La Suerte habían sido los únicos en doblegar a los de Patricio de Ara, en la quinta en la ciudad deportiva Javier Pérez.

El comienzo de temporada tuvo algunas dudas encajando sus tres derrotas en los ocho primeros partidos, dudas lógicas por el salto de categoría para la inmensa mayoría de ellos, desde la División de Honor a la Regional Preferente. A partir de ahí se dio paso con el transcurso de las jornadas a un conjunto que iba ganando tanto en solidez defensiva, como en efectividad en ataque. De hecho son los segundos que menos encajan con diecinueve y los máximos goleadores con cincuenta y ocho a favor, cediendo en su feudo solo dos empates, ante Unión Tejina y el Glassydur Icodense.

Mucha juventud, algo lógico en un filial, ya que la mayoría de ellos cumplen su primer año en categoría regional y que de la mano de Cristo Marrero hicieran tan buena campaña en la pasada temporada, ganando después de muchos años la liga canaria de juveniles, no todos, al estar en tercera algunos que forman parte del plantel de Leandro Cabrera “Mazinho”. De ese juvenil es más de la mitad de jugadores del actual Regional Preferente. A este grupo se les añaden otros de segundo año, subcampeones de la misma categoría hace dos, más las aportaciones de jugadores provenientes de otros equipos como; Nico, Jean Carlos o Yassir y algún  otro “veterano” de segundo año llegado de fuera, casos de Lempa o Mario Carrillo. 

El descenso del primer equipo a Segunda B, allá por la 10-11, provocó que se tuvieran que aligerar costes, situación que conllevó la desaparición del c que en esos momentos competía en la Regional Preferente, entrenado por Isidro García y que anteriormente lo hizo Juan Domingo Delgado “Merkel”, míster con el que consiguió situarse primero en cuatro jornadas en la 08-09. 

En la 17-18 y con la recuperación y consolidación de la segunda división, además de la estabilidad económica, se retoma la idea de volver a crear este escalón dentro de la cadena entre el juvenil y el de tercera división, nutrido en su gran mayoría por jugadores de la base del club e incorporando otros que destacaban en sus equipos.

En su primer año dan el salto de segunda regional a primera de la mano de Tony Sánchez, para el siguiente hacer lo mismo de primera a Preferente, esta vez y tras la marcha de la entidad del anterior técnico, con Chema Izquierdo al frente y que continúa en esta en vigor. Con la novedad de la incorporación de Fran Sabina como segundo de a bordo, un histórico del fútbol canario que colgó las botas la pasada campaña tras una dilatada carrera en el fútbol del archipiélago.

El objetivo principal del segundo filial es y seguirá siendo el mismo, formar futbolistas que puedan nutrir al representativo. El secundario quedar lo más arriba posible y estar a expensas del B, para que en caso de poder optar a un ascenso y lograrlo, tener posibilidad de ocupar su plaza en tercera.

El proceso de renovación es continuo, necesario en un escalón formativo dentro de la cadena de un club profesional. De la vuelta a competir hace dos campañas ya no queda ninguno. Y de la pasada siguen; Juan, Mario Carrillo, Lempa, Mehdi y Sergio.

La seguridad de tres porteros que pueden competir perfectamente en los que no se nota la diferencia entre unos y otros; Juan, Víctor y Rubén, aunque tanto Víctor como Juan se han convertido en asiduos del superior en muchas jornadas.

Una solidez defensiva que lo demuestran los diez encuentros con puerta a cero. Sergio, David, Martín, Mehdi, Quique o la aportación de Edu Suárez, hijo de un histórico del club como es Alexis Suárez, son los que ayudan a que eso pueda ser posible.

El desborde, el trabajo y la creación de la zona de medio campo con; Owen, Abián, Yassir, Nico, Pablo, Jean Carlos, Lempa y Ricar. 

La aportación en ataque, la definición y los goles de; Aythami García, Mario Carrillo, Joel Caballero o Diego, como los encargados de rentabilizar del trabajo de sus compañeros.

  • Todos esos argumentos, bien secundados por los juveniles que aportan cuando pueden disponer de sus servicios, son los que posibilitan tener esa privilegiada posición y ese espectacular rendimiento, ilusionando sobre un futuro muy prometedor. 

Pedro Pérez Camacho,
ElDeportivo.es