El Chincanyro gana 1-0 a un rocoso y dinámico Candela

En la noche de García Escámez previa a la tormenta tropical Hermine, que ha obligado a suspender en Canarias, todos los partidos del sábado y domingo, el Chincanayro sufre, pero se lleva su premio, frente a un esmerado Candela, que quizás mereció más.

El Candela llegaba a este encuentro con la ansiedad de equilibrar sus cuentas del debe y el haber en la tabla; y el Chincanayro, tenía la misma necesidad, quizás mayor, pues 11 goles encajados en dos jornadas previas y la goleada al San Juan en casa, pedían una evaluación positiva, que estabilizara esos picos en positivo y en negativo.

Fue un partido entretenido, pero, con contadas ocasiones de gol, con unas defensas serias que evitaban sorpresas ofensivas.

La mala puntería del Candela, con un larguero y un palo, le privó de sacar algo mejor de los 90 minutos de juego.

Un gol desde el córner de Turu, al filo del descanso, fue la renta suficiente del Chinca, para dar por bueno su segundo partido como local en su estreno en Preferente.

PRIMERA PARTE

Salió un toro llamado Candela al ruedo, ansioso de dar una cornada lo antes posible, a los dueños de la plaza.

Y tan pronto como el minuto 2, el dorsal 10, Rivero, lanzó una falta desde la frontal del área, en una ubicación muy golosa de peligro, que obligó al meta local Agustín a estirarse para enviarla a córner.

Esta presión y su dominio, fue un causa-efecto, que caracterizó casi hasta el minuto 20 de la primera parte, la hegemonía del Candela sobre el juego en el campo.

El Chinca supo resistir esos embates, con mucho marcaje, y con la implicación de todas las líneas en forjar un muro, que no dejará al rival llegar al área o disparar con peligro.

En estos minutos, Saúl dispuso de sus ocasiones pero unas veces la mala colocación; o control; o, la anticipación de la defensa local, evitaron sus temidos remates. El 9 del Candela estuvo más activo en el primer tramo, en la segunda parte prácticamente pasó inadvertido.

A partir del ecuador de la primera parte pareció empezar a perder gas el Candela y a enchufarse al partido el Chinca; los locales empezaron a llegar con soltura al área contraria.

Sobre todo, lo hacían por las bandas, con Ruymán, Dailo, y Daylos, buscando el remate o el pase que hiciera daño a los candelarieros.

Fue Daylos quién en el minuto 35, intentó un disparo lejano en semiglobo que estuvo a punto de sorprender por la escuadra a Marcos, pero salió fuera.

La réplica parecida a este disparo, la pondría Diego del Candela, al lanzar una falta, pero el balón tuvo el mismo destino, salió rozando la escuadra.

Pero sería Turu Suárez quién abriría la lata de los tres puntos. Eso ocurría ya en el minuto 45, aprovechando una falta cerca del córner, que recibió Daylos un golpe en el cuello, que si vio con acierto el linier , y que se encargaría de lanzarla el 9 local.

Entre el palo corto y el desacierto de Marcos por la potencia del disparo, entró el balón en la meta ante el delirio local.

Y así nos fuimos al descanso con la casa sin barrer del Candela y aún los cristales por limpiar por si acaso el Chinca.

SEGUNDA PARTE

Salió de nuevo tenso el Candela como al principio de la primera parte, pero esta vez el Chinca ya tenía el rodaje hecho y no perdió tanto control del balón.

Hizo cinco cambios escalonados en centrocampo y delantera el míster del Candela, en esta segunda mitad, buscando más profundidad y claridad de gol, pero falló la puntería y la mala suerte de la madera hicieron morir la ocasión de remontar con el paso de los minutos.

Lázaro quizás tuvo la ocasión más clara del partido en el ecuador de esta segunda parte, cuando su trallazo desde fuera del área, consigue desviarlo Agustín lo justo, para que dé en el larguero y se pierda la oportunidad de gol.

Como dijimos al principio de la crónica, hubo pocos remates a puerta que pusieran a prueba los porteros, dos por cada lado a lo sumo, y el gol de Turu, lo demás fue un equilibrio de defensa y ataque mutuo, que neutralizaba el peligro.

Llegaron los cambios también al Chinca, pero poco vinieron a aportar a la dinámica de juego; ni Valle , ni Breezy,  ni Ian (este último, objeto de un posible penalti, muy discutido en la grada, y no pitado, con la revisión se observa además, el acierto del colegiado), pudieron crear un peligro real al área visitante.

Los fuera de juego además, castigaron al Candela, quien en su nerviosismo por empatar la contienda, descuidaba sus posiciones al ataque, y el Chinca hacía con eso un inteligente control de contención.

Murió así el partido con el desaliento de unos y el respiro feliz de otros; el Candela deberá buscar de nuevo la senda de las victorias en casa la próxima jornada, contra el San Juan, y el Chinca tendrá su compromiso fuera contra Las Zocas.

Desde Eldeportivo.es mucha suerte a los dos representativos.

Ficha técnica:

AD CHINCANAYRO: Agustín, Dailo, Josué, Daylos, Josu Bello, Turu (Breezy, 74), Marcos, Ashuel; Ruyman (Rayco, 62), Nelson (Ian, 81) y Samuel (Valle, 62). ENTRENADOR. Ignacio Marrero. DELEGADO. Julio Joel Febles.

CD CANDELA: Marcos; Rubén; Adán (Alberto, 73′); Rafa; Johan; Erik; Deivy (Patricio, 61′); Diego (Alexis, 51′); Saúl; Rivero (Adrián, 80′); Lázaro (Nene, 75′). ENTRENADOR. León Gómez.  DELEGADO. David Martin

ÁRBITRO: Jorge García Hernández de la Delegación Norte, asistido en bandas por Tomás David Rodríguez, y Christofer Expósito. Hubo dos cartulinas rojas; una, para el delegado del Candela, que acumuló dos amarillas y fue expulsado en el minuto 71; y otra para el delegado del Chincanayro, a quien se le mostró roja directa en el minuto 89. Además de esto, se amonestó con amarillas, a los siguientes jugadores. Locales: Dailo (16′); Marcos (60′); Nelson (77′); Daylos (89′). Visitantes: Erik (31′).

Goles (1):

1-0. 45′.Turu Suárez.

INCIDENCIAS: 5ª jornada disputada en el Municipal de García Escámez de la categoría Regional Preferente, Grupo II. Césped en pésimo estado y unos 400 espectadores.

El Chinca posó en la alineación, con unos mensajes de ánimo para Pili, secretaria de la SD Valleseco, que sufrió un percance de salud, y también para su pareja, el Presidente del club, Félix Acosta.

Desde ElDeportivo.es nos sumamos a esos buenos deseos de esa buena y pronta recuperación.